Perkins Human Media

LSSICE – escenario y actores

LSSICE - escenario y actoresHabrá encontrado, desde su entrada en vigor el 12 de Octubre de 2002, una cantidad ingente de información acerca de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. Comúnmente conocida como Ley de Comercio Electrónico. En adelante nos referiremos a ella como LSSICE.

Entonces… si ya se ha escrito lo suficiente ¿Qué sentido tiene este post? El carácter HUMAN MEDIA, a través de la misión y visión de esta firma, tiene algo más que decir respecto del acercamiento legal de la LSSICE al Ser Humano mejorando la didáctica. Dicho lo cual,

Lo primero que usted debe tener claro -El Escenario-:
La LSSICE se aplica al comercio electrónico y a otros servicios de Internet cuando sean parte de una actividad económica.

Lo segundo -Los Actores-:
Que la LSSICE reconoce dos «actores» fundamentales: de un lado aquel que debe cumplirla (toda aquella persona física o jurídica que desempeñe actividad conforme a párrafo anterior) y del otro a quien se debe proteger (a usted por ejemplo, como usuario de esta web). De la interacción de ambos, nace la presente ley. Como responsabilidad hacia el derecho fundamental de la protección del honor y la intimidad.

Y lo tercero -El Espíritu de la Ley-:
Usted estará de acuerdo conmigo en que el lenguaje jurídico es demasiado enmarañado. A modo de ejemplo clave: «servicios de la sociedad de la información».

Se define el término anterior como

«todo servicio prestado normalmente a título oneroso, a distancia, por vía electrónica y a petición individual del destinatario..» -Según su ANEXO en Definiciones, apartado a), de la Ley que tratamos-.

Comprende también «…los servicios no remunerados por sus destinatarios, en la medida en que constituyan una actividad económica para el prestador de servicios.»

Llegados a este punto, he de suponer que usted tendrá algo más claro qué es comercio electrónico, quienes son sus actores y la complejidad léxica del texto normativo.

Y a todo esto acordará conmigo que el concepto anterior es muy amplio… ¿Qué engloba entonces el mismo?

  • La contratación de bienes y servicios por vía electrónica,
  • El Suministro de información por dicho medio (como el que efectúan los periódicos o revistas que pueden encontrarse en la red),
  • Las actividades de intermediación relativas a la provisión de acceso a la red,
  • La transmisión de datos por redes de telecomunicaciones,
  • La realización de copia temporal de las páginas de Internet solicitadas por los usuarios,
  • El alojamiento en los propios servidores de información,
  • Los Servicios o aplicaciones facilitados por otros o a la provisión de instrumentos de búsqueda o de enlaces a otros sitios de Internet, así como cualquier otro servicio que se preste a petición individual de los usuarios (descarga de archivos de vídeo o audio, …), siempre que represente una actividad económica para el prestador.

A raíz de lo anterior, nacen obligaciones y derechos.

Por parte del Proveedor de Servicios:

Informar
En su página web debe quedar constancia de lo siguiente:

  • Denominación social, NIF, domicilio, teléfono y dirección de correo electrónico.
  • Datos de inscripción Registral (Registro Mercantil, de Asociaciones, de Sociedades Laborales y Cooperativas o el Registro público que corresponda para adquirir personalidad jurídica).
  • Si la actividad está sujeta a una autorización administrativa, los datos de dicha autorización y del órgano competente encargado de su supervisión.
  • Códigos de conducta a los que se esté adherido y manera de consultarlos electrónicamente.
  • Precios de los productos o servicios que se ofrecen.

Estas cláusulas suelen estar referenciadas generalmente dentro del «aviso legal».

Comunicar el nombre de dominio

  • La empresa deberá informar de la propiedad de su dominio al Registro Mercantil u otro Registro público en el que esté inscrita.

Ante contratación en línea (esto es a través de internet) tendrá en cuenta e indicará:

  • La celebración de un contrato, en el que se haga constar previamente los trámites que deben seguirse para ello (procedimiento administrativo, pasos a seguir en éste).
  • Las condiciones generales del contrato -mediante cláusulas: términos de licencia, contraprestaciones, etc.)

Confirmar la celebración del contrato:

  • Los intervinientes de este documento -Proveedor y Afectado/Cliente- deberán tener constancia documental del acto administrativo, independientemente del canal elegido: por vía electrónica, mediante el envío de un acuse de recibo del pedido realizado, etc.

En el caso de que el proveedor haga publicidad por correo electrónico o mensaje sms:

  • Indicar claramente la identificación del anunciante. Generalmente a pie de la comunicación deberá figurar los contenidos del concepto «informar» expuesto anteriormente.
  • Identificar claramente el mensaje publicitario con la palabra «publicidad» o «publi» en el asunto del mensaje.
  • Obtener con carácter previo, el consentimiento del destinatario (excepto si ya es cliente). Sea o no cliente, esta firma le recuerda que le ampara los derechos ARCO según la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.
  • Establecer procedimientos sencillos para facilitar la revocación del consentimiento por el usuario -es su manifestación voluntaria, libre, inequívoca, específica e informada mediante la que usted consiente el tratamiento de sus Datos Personales-. Por tanto, ese procedimiento -dado en un mecanismo-, le debe permitir comunicar al proveedor el no uso de sus datos personales.

Si por parte del proveedor usted recibe sus ofertas, concursos o juegos promocionales:

  • Debe identificarlas como tales
  • Debe indicar claramente las condiciones de participación.

Si es un operador de telecomunicaciones -por ejemplo telefonía móvil-, proveedor de acceso a Internet (ISP), o presta servicios de alojamiento de páginas de terceros o de buscador en Internet:

  • Le es exigible colaborar con los órganos públicos para la ejecución de resoluciones que no puedan cumplirse sin su ayuda -por ejemplo: mediante resolución judicial colaborar con el Grupo de Delito Telemático de la Guardia Civil ante un Caso de Usurpación de Identidad o CiberBulling-.
  • Retener los datos de tráfico relativos a las comunicaciones electrónicas, de acuerdo con lo que establezca el futuro Reglamento de desarrollo de la LSSICE -generalmente los proveedores mencionados deben almacenar un histórico de cada usuario de al menos 12 meses de su actividad-. Según artículo 5 Ley 25/2007, de 18 de octubre, de conservación de datos relativos a las comunicaciones electrónicas y a las redes públicas de comunicaciones-.

A modo de conclusión desde el Proveedor de «servicios de la sociedad de la información»:

El no cumplimiento de estas medidas lleva implícito la aplicación el Régimen Sancionador según lo establecido en el Título VII de la LSSICE. Las sanciones se clasifican en leves, graves y muy graves, atendiendo a la infracción cometida.

Calificación Sanción Administrativa
Leve Multa de hasta 30.000 €
Grave Multa de 30.001€ a 150.000€
Muy Grave Multa de 150.001€ a 600.000€

Por tanto, si usted es empresario y sabe que no converge en los requerimientos anteriores, se le recomienda:

  • La adecuación de sus medios telemáticos, de este modo cumplirá lo exigible tanto por LOPD como por LSSICE.
  • Piense en realizar una Auditoría en estos ámbitos y límites.

De cara al usuario o afectado, le aconsejamos que:

  • Observe los contenidos expuestos en webs de cualquier proveedor, prestando especial atención a su aviso legal, política de privacidad o de Protección de Datos y Política de Cookies.
  • Observe la existencia de mecanismos para el ejercicio de sus Derechos ARCO (Derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) ante sus Datos de Carácter Personal.
  • En el caso de la no existencia por parte del proveedor de dichos mecanismos, siempre tendrá el amparo de dichos derechos mediante la Agencia Española de Protección de Datos.
  • En el caso de delito telemático podrá recurrir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En España lo podrá hacer ante la Guardia Civil -Gabinete de Delito Telemático/UCO- o bien ante la Brigada de Información Tecnológica de la Policía Nacional.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com