Perkins Human Media

HERMANDADES Y LOPD; Estrategias para el Consentimiento

Es un hecho conocido el que las Hermandades, tenido en cuenta su personalidad jurídica, le es de precepto su adecuación e implantación a LOPD.

En este sentido, esta firma, es consciente de los recursos tanto de infraestructura como humanos necesarios para tal fin.

No obstante a lo antedicho no hay excusas. Así que aquellas que no estén en la línea son susceptibles de sanción administrativa –bien de oficio o por denuncia de tercero como ya hay antecedentes-. No obstante, la AEPD es consciente de este tipo de corporaciones y puede mostrarse «algo indulgente».

Dicho esto, quizás el aspecto más tedioso para una verdadera implantación sea el Consentimiento que han de otorgar los Hermanos de este tipo de Corporación.

Pero… Qué significa el consentimiento dentro de las Hermandades.

El hecho en sí de que estén catalogadas como entidades religiosas lleva implícito que al menos el fichero que comprende la nómina de hermanos lo sea de datos especialmente protegidos. Esto significa que el nivel de seguridad de aplicación sea de nivel alto.

Como consecuencia, el consentimiento expreso, por su parte, “exige que se declare de forma clara e inequívoca por parte del interesado que acepta o consiente el tratamiento o la cesión de los que se le informa, mediante la expresión de su voluntad, que podrá ser por escrito, verbalmente, mediante comunicación telemática o por cualquier otro medio”.

No obstante lo anterior y vista la naturaleza que se trata – ideología, afiliación sindical, religión y creencias- es necesario que el consentimiento no sólo sea expreso sino además por escrito.

Cómo recabarlo

En este sentido las Juntas de Gobierno se pueden plantear un dilema, puesto que según el grosor de la nómina de Hermanos este trabajo puede significar tiempo y costes.

Visto lo anterior podemos hablar de estrategias. Esta firma por su experiencia en asesoramiento a Hermandades concluye que existen dos métodos:

a) Recabarlo individualmente:

Este método llevará implícito:

  1. Adecuar individualmente el registro de cada Hermano a LOPD con la cláusula anexa.
  2. Su Impresión.
  3. La distribución de cada registro al domicilio de este.
  4. Su firma.
  5. Su recogida.

Este método plantea más inconvenientes que ventajas:

  • El coste es significativo,
  • El tiempo de respuesta es mayor,
  • La negativa del Hermano ya inscrito en la nómina, O, la negativa de otorgarlo al de nueva
  • incorporación.
  • Su eficiencia no se asegura.

b) Modificación en Reglas:

Este método llevará implícito a groso modo:

  1. La actualización de las Reglas (incluyendo las cláusulas en derechos y obligaciones).
  2. Su aprobación en Cabildo General Extraordinario.
  3. Su ratificación por palacio arzobispal.
  4. Su puesta en conocimiento a todos los Hermanos/as.

Este método plantea más ventajas que inconvenientes:

Tanto el hecho de que un Hermano ya inscrito, como de aquel que se incorpore a la nómina, aceptará cuantos derechos y obligaciones se tiene dispuesto por reglas. Esto es, el hecho de pertenencia a la Hermandad ya lleva implícito el reconocimiento de su consentimiento.

De este modo y de manera «masiva» el Consentimiento es otorgado.

Imágenes: @ de su autor / Publicación
Fuente: propia; LOPD

 

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com