Perkins Human Media

FISCALIZACIÓN DE HERMANDADES; Nuevos Retos para Juntas de Gobierno

Este blog se caracteriza generalmente por contenidos entorno a la LOPD y a la seguridad informática. No obstante, ello no significa que ocasionalmente se pueda introducir otros paralelos o de interés aunque sea indirectamente.

Hecha esta salvedad, tradicionalmente hemos conocido a nuestras Hermandades desde los prisma del culto, la caridad y la formación viviendo la fe tanto de manera interna como externa. Mero el hecho de una administración donde anotar los gastos e ingresos, algunas comunicaciones…. En definitiva una vida sencilla y querida por y para todos los hermanos. La responsabilidad, antaño, recaía sobre la persona física del Hermano Mayor y su Junta de Gobierno y eso era todo.

Sin embargo, es un hecho evidente que las Hermandades han tenido que evolucionar históricamente no sólo desde lo meramente eclesial –Concilio Vaticano II- sino, además, desde lo dispuesto por las normas públicas -Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos jurídicos, firmado el tres de enero de mil novecientos setenta y nueve, en la Ciudad del Vaticano-. O a la adaptación e Implantación de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, por citar algunos ejemplos.

Así pues, Jurídicamente, las Hermandades no sólo viven de puertas para adentro sino que lo hace también de puertas para afuera. En consecuencia le es aplicable jurídicamente tanto el ámbito privado como el público.

De forma notoria los siglos XX y XXI han marcado cambios no sólo en la naturaleza de lo esencial en las Hermandades sino, además, en su gestión administrativa. Esto ha supuesto que las Juntas de Gobiernos se readapten sucesivamente conforme a factores como: Las nuevas generaciones de Hermanos, la inmersión de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el Derecho, los modos de ver problemas y sus distintas alternativas de resolución, etc.

En lo relativo al Derecho, frecuentemente, hemos asociado esos cambios jurídicos a las Reglas por adecuación a Normas Diocesanas o a al régimen interno todo lo más –este último heredado de la costumbre, del buen hacer-.

Hecho este preámbulo es de interés, tanto para las actuales Juntas de Gobierno como para futuros candidatos, analizar las nuevas disposiciones públicas que marcarán los procesos tanto de cambio de su régimen interno –Reglas- como los procesos en Cabildo Generales de Elecciones, por cuanto, es el «órgano colegiado ejecutivo de la Hermandad, encargado del gobierno, dirección y administración de ésta».

En este sentido las actuales Juntas de Gobierno, visto lo anterior, han tenido que tomar «cartas en el asunto» y adecuarse si o si en aspectos tan «novedosos» como estos:

  1. Su adecuación a Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal –en adelante LOPD-
  2. Su adecuación –vía RD 594/2015 de 3 de julio, por el que se regula el Registro de Entidades Religiosas (en adelante R.E.R. )- a las nuevas disposiciones que emanan del Ministerio de Justicia por dicho Registro.

Si bien, en cuanto al primer objetivo, se ha guardado meridianamente desde tiempo atrás la suficiente vigilancia en cuanto al Derecho Fundamental al Honor y la Intimidad, generalmente este tipo de corporaciones no han puesto de manifiesto todo los requerimientos exigibles por dicha norma. Aplicable desde el año 1999 y agotados sus plazos de puesta en marcha, salvo riesgo de sanción administrativa, no ha quedado otra que emprender el camino en su implantación puesto que su cumplimiento es obligatorio –la Naturaleza de ser Hermandad no  exime de su cumplimiento-.

Se ha de poner de manifiesto que la adecuación es un camino a medio y largo plazo, máxime que todo procedimiento administrativo necesita de recursos humanos y económicos. No obstante estos esfuerzos recompensan suficientemente el riesgo.

En este sentido y a grandes rasgos los trabajos a realizar en este tipo de entidades deben de seguir los principios de la LOPD.

Por último hacer la siguiente apreciación sobre adecuación e implantación de este sistema:

Logotipo Agencia Española Protección de DatosLa Agencia Española de Protección de Datos conoce la labor que las Hermandades realizan, por ello, se muestra medianamente comprensiva y esto favorece que el factor riesgo de sanciones administrativas –entre 900 y 600.000€ en función de la gravedad-  tienda a ser el menor posible. Tal y como manifestaba en una consulta un teleoperador de la Agencia: 900€ de sanción y un «tirón de orejas».

En cuanto al segundo objetivo,  adecuación al Registro de Entidades Religiosas, observar su obligado cumplimiento dado que,

El 11 de noviembre de 2015 entraba en vigor el Real Decreto 594/2015, de 13 de julio, por el que se regula el Registro de Entidades Religiosas. Este Real Decreto actualiza el existente hasta ahora (RD589/1984 de 8 de febrero, sobre fundaciones de la Iglesia Católica).

No obstante vinculadas al Real Decreto de referencia –RD 594/2015- existen diez referencias legislativas de tal modo que la fiscalidad entorno a las creencias religiosas –manifestadas en diversidad de confesiones- quedarán obligadas a su observancia.

Este Real Decreto tiene como objetivo:

«…regular el Registro de Entidades Religiosas, creado de conformidad con lo establecido en el artículo 5 de la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa, las entidades y actos susceptibles de inscripción, los procedimientos de inscripción y los efectos jurídicos derivados de la misma…»

De lo anterior se interpreta que una Hermandad, en el marco de la libertad religiosa, deberá constar en el mismo –sea por constitución, modificación o cancelación de la misma- e igual tratamiento para procedimientos estatutarios u órganos de gobierno. Esto supone para el R.E.R.  el total conocimiento en cuanto a Creación, modificación y extinción de Hermandades; o los cambios efectuados en el libro de reglas o celebración y comunicación de Cabildo General de Elecciones.

Pero no todo queda en eso, así mismo, cualquier acto de enajenación de bienes inmuebles (por ejemplo la venta de cualquier edificio de la hermandad) o préstamos (por ejemplo para tesorería u obra de restauración de enseres) quedarán comunicados bajo expediente administrativo ante dicho Registro.

A nota aclaratoria, las acciones de registro que enumeramos son algunas del conjunto. Los sacerdotes, los centros de culto (Iglesias y parroquias) son también ejemplos del alcance del registro, por no decir el de cualquier otra confesión religiosa oficial.

Por tanto la confesión Católica y sus estamentos –las Hermandades- estarán «observadas» a través del Registro de Entidades Religiosas (perteneciente jerárquicamente del Registro General del Ministerio de Justicia).

Para que el lector se sitúe pondremos en desarrollo y a modo de ejemplos como sería la celebración de un Cabildo General Extraordinario por modificación de Reglas y un Cabildo General de Elecciones –considerando lo preceptuado en Reglas y las disposiciones del R.E.R. -; a grandes rasgos:

En cuanto al Cabildo General por Modificación de Reglas:

A REGIMEN INTERNO

  • Por la Junta de Gobierno la redacción, aprobación y elevación del borrador a Cabildo General Extraordinario de Hermanos.
  • Elevar el documento al Arzobispado de Sevilla para su aprobación si procede.

TENIENDO EN CUENTA EL R.E.R

  • Documento que recoja el acuerdo adoptado por el que se modifica las Reglas, al que se anexará: Artículos modificados/Incorporados (expresándose en su estricto literal); Quórum de asistencia (Si es exigido por las Reglas); Resultado de la Votación; Fecha de aprobación.

En cuanto a Cabildo General de Elecciones:

A RÉGIMEN INTERNO

  • Observar los procedimientos de tiempos y formas descritos en las reglas.
  • Comunicación a Arzobispado Hispalense del Cabildo y su respectiva documentación (Copia del acta, certificaciones de pertenencia a la iglesia católica y escrito de candidatos a Junta de Gobierno, etc.) y su respuesta de validación dada en Decreto de aprobación.

TENIENDO EN CUENTA EL R.E.R

Anexar a la solicitud de inscripción -modelo oficial- del Registro de Entidades Religiosas los siguientes Documentos:

  • O el Acta del Cabildo General de Elecciones.
  • O la certificación del acuerdo adoptado por el órgano competente, además de la fecha, los siguientes datos: Relación nominal de la candidatura completa; La fecha de nombramiento, y en su caso, de la ratificación y aceptación de los titulares; La fecha de revocación y del cese, en su caso, de los titulares salientes; Las firmas de los titulares entrantes y salientes.

Además y a efectos del R.E.R.  los documentos deben de tener el carácter de públicos, esto es, deberán ser visados ante notario.

Por supuesto estos son algunos aspectos relativos a la administración de las Hermandades, por supuesto quedan aún más: Prevención de Riesgos Laborales, Medio Ambiente, Seguridad Física, etc.

¿Ha llegado el momento para profesionalizar algunas tareas en nuestras Hermandades, en cuanto a gestión administrativa se refiere?

Imágenes: @ de su autor / Publicación
Fuente: propia; LOPD; RD 594/2015 de 3 de julio

 

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com